Con el propósito de salvaguardar la vida silvestre en la subregión del Darién, CODECHOCÓ socializó las herramientas de gestión ambiental encaminadas a la conservación de felinos en el municipio de Unguía, debido a que en este territorio se vienen presentando conflictos entre las comunidades y algunas especies de este grupo de mamíferos. Los actores denuncian que algunos individuos de Jaguar (Panthera inca), Tigrillo (Leopardus tigrinus) e incluso Pumas (Puma concolor), hacen presencia en las fincas de la zona, en búsqueda de alimento y atacan directamente al ganado.

Durante la sesión, participaron varios actores institucionales como es el caso de la Alcaldía del municipio de Unguía, la Secretaria de Desarrollo Económico y Ambiental, el Coordinador de Gestión del Riesgo, representante del ICA, el Consejo Comunitario COCOMAUNGUIA, representantes de las comunidades campesinas y ganaderos de Unguía  quienes fueron capacitados en técnicas de ahuyamiento de felinos y estrategias de monitoreo y conservación con el objetivo de evitar que dichos individuos frecuenten las fincas y terrenos donde habita la comunidad.  

Arnold Alexander Rincón López, Director General de CODECHOCÓ, aseguró que el objetivo de la actividad es implementar una estrategia comunitaria que permita disminuir, la depredación de los felinos en las actividades agropecuarias, acabar con la cacería de la fauna Silvestre y reducir la pérdida de cobertura de bosque natural para lograr un equilibrio y convivencia amena entre las comunidades y los felinos presentes en el municipio de Unguía. También resalta la importancia de estas especies en el equilibrio ecosistémico del corredor del Darién, el cual históricamente ha sido objeto de estudio por ser el hábitat y ruta de distribución de especies de la familia Felidae en América Latina.

RECOMENDACIONES PARA AHUYENTAR FELINOS

  • Realizar jornadas periódicas para ahuyentar felinos silvestres con creolina, cintas reflectivas, y material pirotécnico para alejar y/o asustar al depredador.

  • Mantener el ganado, en lo posible, en encierros cercanos a la casa.
  • Colocar collares que impidan o interrumpan la mordida.
  • Realizar jornadas periódicas de vigilancia y de conteo al ganado.
    Mantener perros pastores.
  • Impedir el acceso del ganado a zonas boscosas o limítrofes a estas
  • Disminuir la caza de especies silvestres, especialmente venados, por ser una presa principal en la dieta del Puma.
  • No dispararle a un felino silvestre debido que, en muchos casos, un individuo herido aumenta las probabilidades de atacar especies domésticas.
  • Dar aviso a la autoridad local ambiental en caso de que se vuelvan a presenciar los ataques.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat