Con el propósito de darle cumplimiento al Plan de Monitoreo del recurso hídrico, CODECHOCÓ avanza en el monitoreo de los cuerpos de Aguas urbanos del municipio de Istmina, con el objetivo de conocer el estado de estas fuentes hídricas e identificar el deterioro de las mismas por el desarrollo de actividades antrópicas y naturales.

El desarrollo de la jornada fue llevado a cabo por técnicos adscritos a la regional San Juan, quienes realizaron monitoreos en la quebrada Cubis desde la parte alta en el barrio Santa Genoveva, atravesando la municipalidad, hasta su desembocadura al río San Juan en el sector Chamblun; por otro lado, la quebrada San Pablo, abarcando las quebradas Cubis y San Pablo, desde el paraje el salto hasta su desembocadura al río San Juan en el barrio San Agustín.

En esta oportunidad, la actividad consistió en realizar la medición de parámetros físico-químicos in situ y en la toma de muestras de agua en ambas fuentes hídricas para realizar análisis de laboratorio y determinar el estado actual de dichos cuerpos de agua.

“La información técnica levantada durante los monitoreos, será el principal insumo para determinar estrategias que nos permitan avanzar en los procesos de descontaminación de las fuentes hídricas y su conservación de la mano de los entes territoriales, las empresas de servicios públicos y la Comunidad en general”. Manifestó el Director General de Codechocó, Arnold Alexander Rincón López.

“Oportunidad y Desarrollo Sostenible para las Subregiones”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat